Señalización digital: del cliente pasivo al usuario activo

El modelo tradicional que han utilizado las marcas durante mucho tiempo ha estado centrado en el cliente, una figura pasiva,  acostumbrada a recibir nuestras campañas de comercialización, marketing y publicidad. Hasta hace poco el comportamiento habitual de ese cliente era el consumo de productos o servicios impulsado por estos impactos publicitarios. Pero el avance en las TICs, la llegada de los medios sociales y el cambio en los hábitos de consumo de información, han contribuido al paso de clientes a usuarios.  El usuario no es un simple espectador, su rol en este modelo es interactuar, participar de las acciones realizadas desde las áreas de marketing o comunicaciones. Ya no es un simple cliente consumidor de contenidos audiovisuales, sino que también en muchas ocasiones es productor, distribuidor, crítico y propagador de los mensajes emitidos por las marcas. El usuario hoy es protagonista en el proceso completo de la cadena audiovisual y de comunicación, siendo parte relevante en todas las etapas de este proceso.

Para los que están al frente de proyectos de señalización digital, el gran reto para cambiar el modelo de cliente a usuario, es entender que el usuario no desea ser un simple receptor de mensajes publicitarios. Desde el punto de vista de la comunicación dinámica, la mejor forma de llegar al usuario es con contenidos relevantes, construidos de acuerdo a una planeación estratégica, pensados para cada tipo de usuario y elaborados estratégicamente.

“Las empresas que dan servicio en el terreno TIC y audiovisual tienen que adaptarse a una situación, de modo que el usuario actual no sea el objetivo de sus productos o servicios (a diferencia del antiguo cliente), sino que participe y colabore en el día a día de la actividad empresarial”, afirma Zaher Soufi, de General Manager en IEC Video España.

 

El adaptar nuestra dinámica empresarial a esta nueva realidad será crucial para que nuestras empresas formen parte de este nuevo mercado audiovisual y económico.

Fuente:

Revista Panorama Audiovisual 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *